¿Cuál es tu perspectiva? COVID-19

¿Cuál es tu perspectiva? COVID-19

 

Amira Raquel Dávila Guerra

Estudiante de Licenciatura de Diseño Gráfico y Fotografía


Vino sin decir nada, sin previo aviso, sin ninguna clase de alerta. Simplemente apareció en nuestras vidas, trayendo consigo un sinfín de circunstancias problemáticas. Al principio fue bastante abrumador tener que buscar todas las alternativas posibles para no abandonar ese diario vivir tan rutinario que, como seres humanos, solíamos tener. Sin embargo, la búsqueda se quedó estancada al darnos cuenta que es prácticamente imposible regresar a él. Cada día despertamos anhelando habernos despedido de esa libertad tan increíble que, sin darnos cuenta teníamos y no aprovechamos como debimos hacerlo. Hoy en día muchos dicen que esta situación no es más que un plan orquestado por el gobierno, otros dicen que es 100% real, la verdad lo dejo a criterio personal. 

Me duele ver que ahora en el país solo vemos discusiones, desacuerdos y alegatos, las redes sociales están plagadas de noticias e información que solo traen desánimo, contienda y negatividad. Vemos a tantas familias padeciendo hambre y ciertos problemas para obtener servicios básicos en el hogar, y solo pensamos en que pronto será el final. ¿Es posible encontrar algo bueno dentro de todo esto que parece perdido? La verdad es que nada más depende de cómo quieras ver la vida. Porque por más puntos o criterios positivos que leas o escuches puede que no te hagan cambiar de parecer, mientras que hay otros que han logrado sobrellevar todo sin problema o reproche. 

Déjame decirte que pertenezco a quienes hemos luchado por encontrar el lado bueno de todo esto, ahora te digo el porqué. Durante años he visto cómo la vida no tenía una verdadera razón de ser para muchos, únicamente basaban su felicidad en tener dinero y presumir sus bienes materiales. Otros tienen diferentes vicios y así, puedo dar una larga lista. El medio ambiente se tornaba completamente ruin, y ya no se le veía esa belleza tan especial que Dios le regaló. Todos decían que apoyáramos a diferentes campañas ambientales, pero muy pocas personas hacían algo al respecto. 

Ves el mundo ahora y te das cuenta cómo este “ALTO” nos hizo entrar en una especie de vida alterna, en la que debes ajustarte a lo que te dicen que hagas y no a lo que quieres hacer. Realmente no estoy de acuerdo con esto, así que te diré qué hacer. Te dicen que no salgas, pero ¿qué pasa si te sientas a leer un libro mientras imaginas esa escena tan curiosa e impactante que allí describe? La imaginación es un escape a la realidad como bien dicen muchos y la verdad no mienten. 

¿Qué pasa si empiezas a dibujar ese atardecer que anhelas poder ver otra vez, mientras pones en práctica ese talento? ¿Qué pasa si en lugar de deprimirte por no estar cerca de tus amigos y seres queridos los llamas y hablan por horas creando momentos divertidos, que luego pueden volverse una gran anécdota? Claramente, no es necesario tener que romper las reglas e ir en contra de todo aquello que ya se estipuló para guardar un orden con respecto a la pandemia. Es verdad que nos dicen qué debemos hacer, pero no cómo podemos aprender a vivir en este tiempo; justamente ese es nuestro papel ahora. Debemos respetar a nuestras autoridades, pero no es necesario tener que salir otra vez a ese diario vivir rutinario para que la alegría vuelva a ser la protagonista en nosotros. En lugar de eso, sé el factor de cambio para este mundo, y explora todo aquello que alguna vez dijiste “cuando tenga tiempo…” o “el lunes que viene empiezo”. 

Yo veo este encierro como ese lunes que por fin llegó, trajo tiempo, trajo oportunidades y solo basta con aprovecharlo al máximo. No sé qué pienses de todo esto, pero puedo decir que para mí ha sido una gran oportunidad de hacer esos ajustes que mi vida necesitaba, como fortalecer mi relación con Dios, forjar mi carácter en ciertos aspectos, reforzar mi talento, poner en práctica el papel de hermana mayor con mi hermana de seis años, hacer ejercicios, etc. 

Puedo hacer una lista enorme realmente, pero para qué hablar tanto de mí. Ahora te cedo el tiempo para que puedas analizar estas palabras y también que puedas analizar las tuyas. ¿Qué es lo que esta pandemia ha traído a tu vida? ¿Solo negatividades, o eres tú quien solo quiere ver esas negatividades en lugar de luchar por buscar alternativas que traigan satisfacción a tu nueva forma de vida? Sea cual sea tu perspectiva de esta pandemia, espero que logres sobrellevarla de la mejor manera, y no te dejes llevar por esa desesperación que a todos ataca en estos días. Busca cómo poder opacarla, te aseguro que se pueden encontrar miles de maneras y la frustración o depresión no son unas de ellas.


  Esta publicación representa la opinión del autor, si usted tiene dudas o comentarios puede contactarnos a través del correo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.